Uno de los documentos esenciales que he recomendado siempre a los equipos que dirijo es el que os comparto en esta entrada, la guía de la baldosa cerámica (DRB 01/11), documento que forma parte de la serie guías de la calidad de producto.

Esta guía fue aprobada por la Generalitat Valenciana como documento reconocido para la calidad en la edificación por la Generalitat Valenciana el 14 de diciembre de 2011, y su última versión revisada es la que os adjunto al final del post del año 2019.

No es un documento normativo de obligado cumplimiento, pero siempre me ha resultado práctico, de fácil lectura, y ha resuelto casi todos los retos a los que me he enfrentado.

Arquitecto con soladores

¿Para qué la necesito?

La ejecución de revestimientos cerámicos horizontales y verticales es una de las actividades “cuello de botella” de los trenes de producción de una obra (de esto hablaré en otro post). Y lo es porque necesita mucho recurso de mano de obra para realizarse, es decir, que depende directamente del rendimiento, calidad y cantidad de operarios.

Si a este dato sumamos la coyuntura actual de escasez de operarios y falta de oficio, el efecto cuello de botella es exponencial, por lo que planificar bien la actividad para no generar parones o retrabajos resulta esencial para el cumplimiento de plazos.

¿Qué tengo que mirar?

Recomiendo leerla entera al menos 1 vez a todo el mundo. A los equipos de producción, además, releer el punto 6 en cada nueva obra que tengan que planificar, y a los equipos de postventa, una lectura minuciosa del punto 7.

Lo que hemos de tener en cuenta es:

Elección de la pieza. Dependiendo de los materiales y procesos de fabricación, del formato, de su orientación y uso (paredes o suelos), del tránsito, o de su exposición (interior o exterior), unos tipos de piezas cerámicas serán más recomendables que otras. En el punto 5 de la guía encontraréis estos parámetros.

Gres rústico Salón Villadelia

Elección de la cola. Dependiendo del formato de pieza, de su porosidad y adherencia, del soporte sobre el que se instale (placa de yeso, morteros, hormigón, etc..), los requerimientos para las colas a usar serán distintos. Compatibilizar los requerimientos de los fabricantes cerámicos y de adhesivos cementosos es una obligación antes de comenzar con los trabajos. En el punto 6 de la guía hay una serie de tablas de elección del tipo de cola en función del gres a instalar.

clasificación de tipos de adhesivos cementosos

Elección de la forma de colocación. Es recomendable elegir formatos pequeños o medianos en estancias pequeñas (baños o cocinas), donde una merma del 8-10% (por replanteos y cortes) puede cubrir la instalación de la estancia. El uso de grandes formatos en espacios pequeños puede disparar las mermas al 40-50%, algo inasumible en un sector donde buscamos eficiencia y sostenibilidad. Disponer de anchos de junta mínimos que permitan la dilatación y corrijan las tolerancias también resulta esencial.

Cuando visito showrooms o ferias, los fabricantes exhiben sus nuevas piezas de temporada en grandes formatos y con junta a testa. Algunas veces esta contradicción incompatible con la mayor parte de edificios que se proyectan, acaba reflejándose en calidades que terminan con problemas evidentes de ejecución, entrega y vida útil.

La guía recomienda la colocación con junta mínima de 1,5 mm en interiores y 3mm en exteriores

Elección del método de colocación. El uso de láminas cerámicas de grandes dimensiones requerirá la instalación con ventosas. Se recomendará doble encolado en formatos grandes y medianos, siendo suficiente el encolado simple en formatos pequeños. El uso de cuñas de fijación en vez de crucetas será de ayuda en la mayoría de los casos. La guía contempla todas las casuísticas en su punto 6.

Sistema de cuñas Edificio Atenea
Replanteo sin cortes de piezas Piscina UFV

¿Ufff, me puedes hacer un resumen en 3 líneas?

No, no se puede. Si se pudiera explicar así de fácil la guía no existiría, pero ya que me lo pides te voy a hacer tres recomendaciones:

  1. Contrasta los sistemas de colocación, soportes y tipos de cola con fabricantes y fichas técnicas de producto. Que todo sea compatible.
  2. Intenta unificar los tipos de cola en solo 2, una estándar para interiores y otra para exteriores o fachadas. A veces hay que pagar un poco más, pero merece la pena no tener demasiada variedad de producto que controlar.
  3. De los dos tipos de cola finales elegidos, compra una en gris y otra en blanco (los dos colores base que se fabrican), de tal forma que cualquier integrante del equipo pueda identificar de forma rápida y visual que se está utilizando la cola correcta.

Y dos apuntes más para los equipos de calidad y postventa:

No discutas con los usuarios o clientes si las cosas me gustan o no me gustan. La guía ofrece en su punto 7 una tabla que establece las tolerancias admisibles de ejecución en base a normativas vigentes de obligado cumplimiento.

No utilices NUNCA productos agresivos en la limpieza de revestimientos cerámicos, aquí tienes una tabla para actuar sobre los distintos tipos de manchas.

Os podéis descargar la guía completa en el siguiente link:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.